Comprueba por qué tus emails van a la carpeta de SPAM de tus destinatarios o no llegan

Comprueba por qué tus emails van a la carpeta de SPAM de tus destinatarios o no llegan

Comprueba por qué tus emails van a la carpeta de SPAM de tus destinatarios o no llegan

Compártelo con tus contactos y ayúdanos a mejorar
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ayer recibí la última llamada de una larga lista en la que un cliente me comenta que algunos de sus emails nos llegan a destino o bien son catalogados como SPAM. Con el consecuente problema que ello conlleva y quedando en evidencia cuando le dicen que su email está en la carpeta de SPAM.

Esta práctica de ser catalogado como SPAM es más habitual en proveedores de correo gratuitos como Hotmail o Gmail, donde sus políticas antispam son realmente duras.

Causas y motivos por los que nuestro email es catalogado como SPAM

1. Una de las principales causas por la que nuestro email es catalogado como SPAM es que se ha enviado desde un servidor compartido. Es decir, un servidor donde hay alojadas cientos de páginas web y cientos de correos electrónicos que diariamente envían miles de emails desde una misma IP, la IP de salida del correo del servidor. La solución es sencilla, contratar una IP exclusiva para sus correos electrónicos. Antes de contratarlo es importante tener la certeza de que la IP está listada como SPAM, para ello tenemos herramientas para comprobar si un dominio ha sido listado en alguna lista negra antispam.

2. En otras ocasiones es porque hemos realizado previamente algún mailing (envío masivo de emails) y, algunos de nuestros contactos, nos han marcado en Gmail, Yahoo, Hotmail… como correo SPAM. Por ello es sumamente recomendable no realizar ningún tipo de mailing desde nuestras cuentas de correo de trabajo. Si se desea hacer un mailing la recomendación es siempre registrar un dominio diferente y un alojamiento con su propia IP de envío. Y siempre utilizar una herramienta para comprobar y validar las direcciones de correo electrónico antes de su envío. Si, por ejemplo, hacemos un mailing a 100 direcciones de correo, y 20 cuentas de correo son incorrectas y de Gmail, Gmail lo detecta y lo más seguro que es que nos catalogue como SPAM.

3. También puede ser simplemente un falso positivo, es decir, el servidor destinatario por algún motivo nos cataloga erróneamente como SPAM aunque el email sea completamente legítimo. Por ello, siempre debemos revisar nuestra carpeta de SPAM o correo no deseado periódicamente. Si se ha colado algún email legal algunas plataformas como Gmail dan la opción de marcarlo como «Esto no es SPAM». Si varios usuarios hacen lo mismo, el falso positivo desaparecerá.

4. La última posible causa es la más habitual. Los servidores de correo se protegen de recibir gran cantidad de SPAM puntuando la calidad de los emails de 0 a 10. De tal forma que hay determinados emails sean catalogados como SPAM porque incluyen imágenes, enlaces o una mala configuración por parte del servidor de correo.

A continuación explicamos cómo utilizar esta útil herramienta:

Comprobar el nivel de calidad de tus correos

Hay varias herramientas para comprobar la calidad de nuestros correos. Tras probar varias, la mejor y más fiables es Mail Tester, que pertenece a la misma empresa que ha desarrollado la herramienta de envíos masivos de email MailPoet.

Una vez entremos en la web https://www.mail-tester.com/ nos mostrará esto.

El siguiente paso será copiar la dirección de correo que nos muestra, que es del tipo: test-3733jj3h@srv1-mail-tester.com  y enviar un email desde nuestra dirección de correo, con algo de texto (podemos copiarlo de un email que hayas escrito previamente) , nuestras imágenes o firmas, etc… Lo ideal es, que si sabemos que un determinado email ha llegado a SPAM, enviar a esa dirección ese mismo email.

No solo podemos hacer la prueba de envío de email desde nuestro gestor de correo (Outool, Thunderbird, Mail…), sino también desde la herramienta que usemos para nuestras Newsletter como MailRelay, MailPoet, MailChimo, etc.. O bien desde nuestra web, por ejemplo a través de un formulario (pondríamos en el campo de Para de nuestro formulario la dirección que nos indica Mail-tester.com), también podemos dar de alta un usuario en nuestra web si es un CMS del tipo WordPress, Prestashop, etc. con esa cuenta de correo que nos indica Mail-tester.

Una vez realizado el envío del correo hay que esperar unos segundos y hacemos clic sobre el botón que dice «Entonces comprueba tu puntuación»:

 

 

Esperamos unos segundos, y aparecerá la nota de nuestro email:

En nuestra prueba de envío Mail-Tester.com nos indica que tenemos un 10 sobre 10.

Con esta nota la probabilidad de que nuestros destinatarios lo reciban es máxima.

En el caso de obtener una puntuación baja deberemos mirar qué instrucciones nos dan para mejorar esa nota.

En la mayoría de los casos será porque no utilizas texto plano, incluyes enlaces y/o imágenes… y en algún caso podrá ser cosa del servidor: en este caso les deberás informar del problema para que pongan manos en el asunto.

Máximo de tres pruebas de envío diario

Hasta hace unos meses esta herramienta era 100% gratuita y podíamos hacer cuantas pruebas quisiéramos. A día de hoy es de pago a partir del tercer intento. Las tarifas no son alta y podemos valorar pagar un poquito para dejar nuestros emails bien pulidos. Por ejemplo por solo 10 euros nos dejan hacer tantas pruebas queramos durante 7 días:

¡Suerte con vuestros envíos!

Sobre el Autor

Escribir un comentario